ON BOSCO EGUNA

Super Don Bosco

Muchas veces las películas nos presentan superhéroes de mentira que cuando crecemos nos decepcionan porque nos damos cuenta de que todo lo que hacen es un invento.

El año pasado, desgraciadamente tuvimos que encerrarnos en casa y no vino Superman, ni Spiderman a salvarnos, pero sí que hubo muchos superhéroes que estuvieron “salvándonos” durante mucho tiempo. Hubo algunos que cuidaban de la gente que enfermó (médicos, enfermeros, personal sanitario en general), otros se preocupaban de que pudiésemos tener comida (agricultores, ganaderos, cajeros, camioneros…), otros ayudaban a los que no podían salir de casa (voluntarios)… Hubo muchas personas que con el simple “poder” de amar a los demás fueron superhéroes en tiempos difíciles.

Para muchos, un héroe o heroína es aquella persona que lleva a cabo una hazaña extraordinaria y beneficiosa por los demás. Pero el verdadero héroe tiene cualidades muy humanas y es un ciudadano común.

Hoy celebramos el día de Don Bosco, fundador de los Salesianos. Un día muy especial para nosotros. En esta época de heroes sin capa, nos ha venido a la cabeza rememorar la vida de otro superheroe, Don Bosco.

El mayor superpoder de Don Bosco fue el AMOR y es así como marcó la vida de las personas que tuvo a su alrededor. Él no buscaba la fama, ni reconocimiento ni dinero… todo lo hizo por amor. Por amor a Dios y amor a esos jóvenes y niños que se fue encontrando y a los que intentó darles una vida mejor para que se sintieran amados y felices. 

Don Bosco plantó la semilla de la bondad y del amor a Dios, en cada joven al que se acercó, a veces tuvo que asumir riesgos, también tuvo que ayudarles arrancando algunas malas hierbas que aparecían en ellos, les alejaba de las malas compañías o de las tentaciones para que algo bueno brotara: “buenos cristianos y honrados ciudadanos”

Un verdadero ejemplo a seguir cada uno de nosotros.

Fotos





 
Contact